Islas Griegas en venta: comprar una isla privada

Islas Griegas

Las Islas Griegas - Mykonos

De acuerdo a ‘The Guardian‘, Grecia está poniendo algunas de sus islas en venta en un intento desesperado por salvar su economía,  aunque impulsados también por la incapacidad de encontrar fondos para desarrollar la infraestructura necesaria para el turismo en estas islas.

Pocas cosas gritan “seriamente rico” como la posesión de una isla privada en un paraiso perdido. Para Sir Richard Branson es Neckar en el Caribe, los multimillonarios hermanos Barclay prefieren Brecqhou en el Canal de la Mancha, mientras que Aristóteles Onassis se casó con Jackie Kennedy en Skorpios, su escondite griego.

Ahora Grecia facilita a los ricos y famosos la posibilidad de realizar sus sueños mediante la posibilidad de venta, o la oferta de arrendamiento a largo plazo de algunas de sus 6000 islas besadas por el sol. The Guardian nos comunica que un área en Mykonos, uno de los destinos turísticos más importantes de Grecia, es uno de los sitios de la posible venta. Un tercio de la zona es propiedad del gobierno, que está buscando un comprador dispuesto a inyectar capital y desarrollar un complejo turístico de lujo, según una fuente cercana a las negociaciones.

Los inversores potenciales -en su mayoría rusos y chinos- también están estudiando las propiedades en la isla de Rodas. Los inversionistas de ambos países están buscando un trozo del Mediterráneo como destino para vacaciones de sus poblaciones cada vez más ricas.

En un sitio web de Islas Privadas en venta se lista Nafsika, 1.235 acres en el mar Jónico, a la venta por € 15m. Pero otras se ofrecen a propietarios privados por menos de € 2 millones – menos de lo que cuesta una casa en Mayfair o el Chelsea, aunque cuidado, algunas de las numerosas islas del país son muy pequeñas, apenas podrían acomodar una cama solar.

Sólo 227 de las más de 6000 islas griegas están habitadas y la decisión de seguir adelante con las ventas también ha sido impulsada por la incapacidad del Estado para desarrollar la infraestructura básica en la mayor parte de sus islas. La esperanza es que la venta o el arrendamiento a largo plazo de algunas islas atraiga inversiones que generen empleos e ingresos imponibles.